Nicola Nigro Monasterios
   
  Mate en 1, NN
  Nº 1
 

Con “El Ajedrez en los ambientes de Aprendizaje”, deseo enamorar y enganchar a todas aquellas personas que se detengan a pensar por un momento en el desarrollo integral de ese niño que es su hijo(a), sobrina(o), nieto(a), ahijado(a), primo(a), amiga(o) o alumno(a). Dedicar también a todos los maestros y maestras del mundo, este extraordinario espacio que reflejará sin duda  la ética, compromiso, trabajo y vocación que debemos tener para enseñar a nuestros niños y niñas.

Creo que sustentar esta columna desde un inicio con bases muy firmes sobre teorías pedagógicas es de vital importancia, ya que comprendiendo éstas podremos llegar a la conclusión que el Ajedrez merece, se convierta en una asignatura más de nuestro Diseño Curricular desde la Etapa Inicial (Preescolar) como prevención a cualquier Dificultad de Aprendizaje que los escolares pudiesen presentar.

Shapiro, (1997) en su obra “La Inteligencia Emocional en los niños y niñas”, expresa que crear la inteligencia emocional  en ellos y ellas es una nueva forma de enseñar a nuestros hijos y que es adecuada para insertarla en todo los sistemas educativos de este planeta. Este mágico tesoro se refiere a   cómo  estimular  la  empatía  (la  participación  afectiva  en  una  realidad  ajena), el  desarrollo  de  la atención, la  sinceridad, el  optimismo,  el   bajo  rendimiento, las   emociones ,(unas veces negativas  como yo no puedo, yo no quiero,   es mi culpa, el fracaso y la  vergüenza entre otras), el trabajo individual o de grupo, la solidaridad,  la amistad, el esfuerzo, la persistencia y voluntad

Otros autores como Ausubel (1918), en su Teoría del Aprendizaje sintetiza: “Si tuviese que reducir toda la psicología educativa a un solo principio, enunciaría este: El factor más importante que influye en el aprendizaje es lo que el alumno ya sabe. Averígüese esto y enséñese consecuentemente”.  Es por ello que un aprendizaje será significativo cuando los conceptos son relacionados no al pie de la letra, con lo que el niño o niña ya conoce, esto quiere decir que en el proceso educativo, es importante considerar lo que la persona ya conoce, de tal manera que establezca una concordancia con aquello que debe aprender.

Lo fundamental del aprendizaje significativo y que por analogía debemos transferir al Ajedrez como una herramienta pedagógica es la interacción que debe existir entre los conocimientos más relevantes de los conceptos (cognitivos, procedimentales y actitudinales) y las nuevas informaciones (Estrategias metodológicas de Ajedrez).

Como el artículo 3 de la Ley Orgánica de Educación de 1980 en Venezuela, estable la  integración de niños y niñas  con Necesidades Educativas Especiales (N.E.Es) dentro del ámbito del aula regular considero importante hacer referencia de cuales son estas N.E.Es. y como intervenirlas a través del Ajedrez

Una Dificultad de Aprendizaje en el niño o niña se puede definir como la demora en su desarrollo cronológico y mental en uno o más de los procesos de lenguaje, escritura o cálculo producido  por un trastorno cerebral, emocional o conductual.

Algunas de estas dificultades pueden originarse como consecuencia de aspectos relacionados con el propio niño (a) o con su entorno por ejemplo un ambiente familiar rígido, carencia afectiva, separación o ausencia de un ser querido, acoso, bromas en sus relaciones coetáneas o dentro del ambiente escolar por parte  de alumnos(as) mayores o adultos, mala alimentación, u otros.

Es tan amplia la definición de este tema que se puede conceptualizar  de la siguiente manera: “Se considera un alumno con Dificultades de Aprendizaje cuando no aprende en su clase ordinaria y el profesor observa una gran diferencia entre ese alumno y sus compañeros en los aprendizajes de lectura, escritura y cálculo,  que debería haber conseguido de acuerdo con su edad o nivel escolar, independientemente de cuál sea la causa de esta dificultad, deficiencias sensoriales, retraso mental, trastornos emocionales graves, diferencias culturales e instrucción inadecuada” (LOGSE), donde los docentes de Aula Integrada tienen gran responsabilidad de diseñar planes de atención para mejorar esas Necesidades y donde los invito a que lo puedan crear a través de Ajedrez

Froebel (1852-1872) y la concepción inicial del preescolar, fue uno de los primeros psicólogos en estudiar el juego, quien con la aplicación de su pedagogía para la formación del niño, tomando en cuenta las diferencias individuales del niño, inclinación, necesidad e intereses. Dicho autor planteaba el juego como la más pura actividad del hombre en su primera edad, considerando que por medio del juego el niño adquiría la capacidad de exteriorizar grandes verdades que se encontraban potencialmente en él.

Los tipos de juegos según Piaget se clasifican en: juego de ejercicio, juego simbólico, juego de reglas. Dado que el nivel educativo de los niños, se encuentra ubicado en el periodo de pensamiento representativo donde resalta el juego simbólico (dominante entre los dos,  tres, seis y siete años), se caracteriza por utilizar un abundante simbolismo que se forma mediante la imitación. El niño (a) reproduce escenas de la vida real, modificándolas de acuerdo con sus necesidades. “Los símbolos adquieren su significado en la actividad… Muchos juguetes son un apoyo para la realización de este tipo de juegos.
Los niños y niñas  ejercitan los papeles sociales de las actividades que les rodean. La realidad a la que esta continuamente sometido en el juego se somete a sus necesidades y deseos. Por todo esto, el juego simbólico tiene un papel esencial en el desarrollo del niño, durante la etapa que transcurre de los dos a los seis años en la que son todavía reducidas las posibilidades de insertarse en el mundo del adulto y de adaptarse a la realidad.”

En otro orden de ideas  Vygotsky, (1896-1934) determina que la participación de los individuos en una vida colectiva es más rica, aumenta y contribuye al desarrollo mental de estos. En otras palabras, el desarrollo de los niños (as) es posible por el apoyo que suministran otras personas (padres, adultos y compañeros) más expertos a fin de ayudar a alcanzar niveles de pensamientos más avanzados. A la edad de seis años  la acción y el significado se separan, por lo tanto, el juego no es puramente simbólico, sino que el niño desea y realiza su deseo dejando que las categorías de la realidad pasen a través de sus experiencias.

Los niños (as) van construyendo continuamente su aprendizaje para acercarse al medio ambiente dentro de un marco social, que les permite además ir asimilando las reglas que determinan sus relaciones con los demás, construir sus conocimientos y aprender de las diversas situaciones que se les presentan. De este modo cuando se está jugando, los escolares  expresan  el conocimiento que se les demanda sobre el mundo y los objetos, hablan lo que es habitual en su comunidad, realizan representaciones mentales sobre el mundo que los rodea de acuerdo con las interacciones que realizan con adultos y compañeros.

Desde el año 2002 desarrolle un Proyecto de Ajedrez denominado Ajedrez Recreativo, transferir la actividad lúdica a la  enseñanza y aprendizaje de todo lo  relacionado con la matemática, sociales, estética, inglés, música. lectura, escritura, integración de la familia, los valores y su práctica, como el respeto, la responsabilidad, la justicia, la verdad, la honestidad, la solidaridad, la amistad.  Así mismo se considerar que  dicha actividad  como un instrumento de socialización  que ayude a la interiorización de normas y valores para actuar en sociedad, de este modo la aceptación de las reglas incluidos en estos conocimientos favorece a integrar y profundizar conocimientos, confrontar diversos puntos de vista, actuar reflexivamente, reconocer valores individuales y lograr una competencia cooperativa M.N. Luisana Mujica


 
  Hoy habia 54570 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Web Master: Nicola Nigro Monasterios / E-mail: nicola_nigro2@hotmail.com / Tlf: 0424 424 90 67 / © Derechos Reservados "Mate en 1" 2007-2011